Just Personal

Ser Madres. Nuestro Mayor Legado.

Ser madres es el rol más importante en nuestras vidas, es una jornada intensa con sus altas y sus bajas, en la que nos cuestionamos a diario si lo hemos realizado todo bien o todo mal, es querer sin medidas ni control, llevando en las entrañas esa emoción que no tiene explicación ni descripción.

Nuestros hijos son ese motor que nos impulsa a vivir el día a día buscando mil maneras de organizarnos, ideando mil formas de ser más efectivas y crear un entorno de perfecta armonía, aunque muchas veces todo resulte totalmente diferente de lo programado.

Es volvernos creativas y aprender a reinventarnos cuando hemos dado por hecho que ya entendimos la dinámica y de repente todo cambia, porque es así ¨todo cambia constantemente¨, nuestros hijos van creciendo y lo hacen a su manera, a su tiempo, es en ese momento cuando nuestras expectativas son aniquiladas por completo y debemos comenzar de nuevo, sin saber que nos espera mañana, es entonces cuando nos vemos involucradas en una lucha interna de sentimientos encontrados al ver nuestros hijos crecer,  indecisas sin saber qué sentir, si dicha o añoranza cuando observamos cómo avanzan tan rápido por la vida.

Los hijos hacen que uno quiera dar todo el corazón para sacarlos adelante y proveerles de herramientas para enseñarles a vivir, son la razón para querer aprovechar y atesorar cada momento al máximo porque sabemos que no podremos dar para atrás.

Y sí!, nosotras constantemente cargamos con sentimientos de culpa y somos crueles juzgándonos cuando dedicamos  tiempo a esto de “emprender”  porque entendemos que les estamos arrebatando su tiempo, sin percatarnos que en el fondo nuestros hijos disfrutan de que sus madres batallan todos los días para brindar su mejor versión, de ser activas, justas con nosotras mismas, luchadoras y perseverantes con sus metas y sueños.

Si desde un principio somos su modelo a seguir, las encargadas de nutrirlos en todos los aspectos de su vida, con más razón debemos cuidar de nuestras emociones y bajarle un poco a la intensidad con la que nos castigamos tan estrictamente, debemos ejercitar el arte de mostrarles que somos madres empoderadas y agradecidas.

Nosotras en la medida que hemos desarrollado nuestro emprendimiento tratamos de contrarrestar esos sentimientos de culpa involucrando a nuestros pequeños en nuestras actividades, llevándolos al taller para jugar, ayudar y muchas veces hasta para hacer las tareas. Hemos detectado que a medida que le damos participación, nos ven con ojos de orgullo y entienden que sus madres tienen aspiraciones, luchan por un sueño y ponen el corazón en algo que creen y que merece la pena cultivarlo.

Reconocemos que todas tenemos una tarea difícil porque ¨se nos exige demasiado¨, todas tenemos muchos roles que cumplir, mientras, nos consumimos queriendo dar el 100%.

Sería una idea maravillosa si creáramos un tipo de sororidad de madres donde practiquemos el arte de no juzgarnos ni condenarnos, nosotras misma ni a las demás, todas tenemos backgrounds, circunstancias y metas diferentes, cada una lleva su guión que debemos respetar, quizás de esa manera este hermoso proceso deje de tener un tono medio inquisitivo y crítico hacia nosotras mismas.

 

Siempre estaremos dispuestas a sacrificar todo por nuestros hijos, pero si algo nos hace fuerte es precisamente nuestro punto más débil y ese será siempre la llama intensa que se aloja en todo nuestro cuerpo y nos da todas las ganas de luchar y vivir, la maravillosa bendición de tener nuestros hijos.

El verdadero motor que impulsa La Factoría son esas caritas que nos hinchan el corazón, nuestra mayor inspiración en esta vida.

«Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo. Enseñarás a soñar, pero no soñarán tu sueño. Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida. Sin embargo, en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño, perdurará siempre la huella del camino enseñado»

-Madre Teresa de Calcuta-

 

2 thoughts on “Ser Madres. Nuestro Mayor Legado.

  1. Celeste J Reynoso dice:

    Sobrinas queridas, se que tienen el éxito asegurado pues el señor es bueno y misericordioso más con mujeres de fe, amantes de su familia y trabajadoras incansables
    Las amo
    Tía Josy

    1. Julie dice:

      Que bellas palabras tía! Gracias por siempre estar y apoyarnos!!! Te amamos más!!! 😘

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *